TRANSFORMACIÓN DIGITAL EN LA EMPRESA ESPAÑOLA

Los mercados cambian y las necesidades y gustos de los consumidores también cambian, por lo que la industria tiene que adaptarse a ellos. Las empresas que se han adaptado al cambio en la demanda de sus clientes se han vuelto más competitivas; pero tan solo el 5% de las empresas está explotando todas las competencias digitales.

Cada vez los consumidores exigen características más variadas para un mismo tipo de producto, por ello las industrias tienen que adaptar las líneas de producción, para así lograr que sean lo más eficientes posibles.

La principal barrera a la hora de desarrollar las competencias digitales es la interna,también conocida como “resistencia al cambio”. En este concepto intervienen:

1. El gap generacional:

2.El entendimiento digital:

3.Los problemas legacy:

4.La falta de competencias básicas de los empleados:

Es el distanciamiento entre generaciones en cuestiones como el comportamiento, el conocimiento y que suele provocar una falta de entendimiento por ambas partes.

Hace referencia al aprendizaje de los medios digitales.

Consiste en sistemas informáticos antiguos que ya no pueden recibir mantenimiento, pero resultan esenciales para la empresa y no los quieren/pueden sustituir.

Quiere decir que primero es necesario trasladar el cambio a la mentalidad de las personas, para luego ponerlo en práctica en la empresa.

Otro concepto importante a tener en cuenta es el “Internet of Things” o “Internet de las Cosas”, las empresas tienen que tener en cuenta que en el corto plazo la mayoría de los objetos cotidianos van a estar conectados a internet. En el corto plazo, se estima que habrá más de 50 millones de gadget conectados a internet. A parte, este concepto tiene un uso industrial sobre todo, a la hora de producir en masa ya que la maquinaria, los robots, el control de la producción, etc ya están conectados a internet en muchas empresas, permitiendo centralizar el control de la infraestructura.

Actualmente, en muchas empresas se está trabajando con el concepto del Gemelo Digital que consiste en digitalizar la idea de un producto que se quiere sacar al mercado,mediante un software de diseño sin llegar a construir el prototipo del producto. De esta manera, antes de montar ninguna cadena de producción, ya se sabe qué características tiene que tener el producto y será más fácil adaptar la cadena de producción al producto final, permitiendo a la empresa ahorrar costes.

Para que la técnica del Gemelo Digital sea lo más eficiente posible hay que desarrollar un concepto denominado como «la Inteligencia en Planta», que consiste en captar datos en dispositivos y hacer un preanálisis, de esta forma se pueden detectar posibles fallos y la causa de ellos.

Como recomendación, las empresas tienen que caracterizarse por ser rápidas ante los cambios, flexibles ante la demanda del mercado, eficientes manteniendo un precio de mercado competitivo para que la empresa obtenga un mayor beneficio y ofrecer productos/servicios de calidad. Y sobre todo mantener un ambiente seguro para evitar los posible ciberataques que se puedan producir.

Autor

Patricia Tenas. 

Blogger de Marketing Digital.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER